Carta de presentación, Conseguí el puesto, Encontrá empleo

8 secretos para hacer que tu carta de presentación llame la atención de los reclutadores

Una carta de presentación bien elaborada puede ser fundamental para tener éxito en un proceso selectivo porque tiene el poder de mostrar quién sos realmente. Sin embargo, es común que los profesionales escriban en una carta de presentación un resumen de su CV y repitan las mismas cosas, haciendo que este documento se vuelva irrelevante y sea descartado por los reclutadores.

En Love Mondays queremos que te destaques frente a los reclutadores y los impresiones por tus capacidades, por lo que reunimos algunos puntos que deben ser considerados al momento de escribir una carta de presentación. ¡Dales un vistazo!

1 – No repitas tu CV

No tiene sentido repetir en tu carta de presentación lo que ya está escrito en tu CV, ¿estamos de acuerdo? Por eso, usala más bien para mostrar características de tu personalidad, curiosidades e intereses sobre el área en la que estás buscando trabajo. Un buen consejo es investigar un poco sobre la empresa en internet y destacar detalles que tengan que ver con la línea de trabajo de la compañía. Usá esta información a tu favor y así vas a demostrar tu experiencia e interés.

2 – Sé breve

¿Has escuchado decir “menos es más”? Esa frase se aplica perfectamente en este caso ya que tu carta de presentación debe tener como máximo 3 párrafos. Nuestro consejo es ser directo y conciso en lo que escribas, sin exagerar en el marketing personal, sino más bien concentrándote en lo que hacés mejor.

 3 – Contá una historia

¿Sabías que un poco de informalidad es bienvenido en las cartas de presentación? Este es el momento para conversar con el reclutador y contarle tu historia. Acordate que la carta necesita tener un principio, desarrollo y fin. Para esto, podés empezar hablando de tu formación académica (objetivamente), después de tus principales experiencias profesionales y dejando para el final lo que esperas de tu carrera en el futuro.

 4 – No dirijas tu carta a alguien en específico

Normalmente no se sabe a quién direccionar la carta. Para esto, evitá colocar en la misma un “estimado gerente” y optá por no nombrar una persona en ese documento, concentrándote mejor en el contenido.

 5 – Regresá a los tiempos de estudiante

Hacé una revisión minuciosa del texto. ¡Y prestá mucha atención en este punto! A continuación, imprimí tu carta y leé el documento lentamente y en voz alta. Quizás no lo creas pero esta táctica hará que detectes las palabras que están faltando o datos que no deberían estar ahí.

 6 – Guardá tu carta en formato PDF

Para evitar problemas de lectura de archivos con extensiones .docx o .pages, guarda tu carta en PDF. Esto evita que el reclutador tenga problemas o contratiempos al momento de abrir el documento. Además, un archivo PDF permite que tengas más control sobre el formato que aparecerá en la pantalla de quien abra tu carta de presentación.

 7 – Nunca uses frases cliché

¿Sabes qué nunca debería estar escrito en una carta de presentación? “Mi nombre es Fulano y me estoy postulando para el puesto de TI (por ejemplo)”. Los reclutadores ya saben que tú quieres esa posición y colocar este tipo de frases trilladas solo hará que parezcas inexperimentado.

 8 – Cerrá la carta de manera contundente

Explicar brevemente cómo es tu experiencia o visión del mundo puede ayudarte en este trabajo. Pero, como ya dijimos, tienes que ser corta, cerrando la carta de manera fuerte.

Saber vender nuestras cualidades es fundamental para atraer la atención de los reclutadores y por eso la carta de presentación es tan importante. Cuando estés redactando una, ponete en el lugar de quien va a recibirla y analizá lo que pensarías de alguien con esas características que estás citando. Colocarte en la posición de la otra persona te ayuda a reflexionar sobre lo que puede ser mejorado y cuál es el mejor enfoque. ¡Vale la pena invertir tu tiempo preparando una buena carta de presentación!