Carta de presentación, Comunicación, Conseguí el puesto, Crecé profesionalmente, Encontrá empleo, Mejorá tu CV, Prepará tu entrevista

5 consejos para no fallar en una entrevista de empleo

Te postulaste a una búsqueda de empleo que parece perfecta, recibiste una invitación para participar de la entrevista y pasaste días ansioso esperando por una respuesta. Pero a la hora de recibirla, la alegría termina.

Es frustrante y puede haber sucedido por dos motivos: realmente no tenías el perfil para el puesto o diste algún indicio equivocado en la entrevista que te hizo ser rechazado.

Pensemos en positivo. Fijate en algunos puntos cruciales que pueden ayudarte a identificar si estás haciendo todo de manera correcta. Valen la pena, creelo:

 – Tené cuidado con el horario

Llegar atrasado a una entrevista de empleo nunca está bien, pero en caso de que eso suceda, llamá antes para avisar y claro, pedir disculpas apenas llegues. Lo contrario tampoco está bueno, lo ideal es estar en el lugar con unos 10 minutos de anticipación.

– Hablar mal del trabajo anterior

Sea de un antiguo jefe o de una empresa anterior, nunca hables mal de tus oportunidades anteriores en una entrevista. Si alguien pregunta por tus otros trabajos, filtrá bien tus respuestas de manera de ser honesto sin perder la postura profesional. Sabemos que nuestras experiencias no siempre son positivas pero hablar mal de los otros no es la mejor salida.

– Estar demasiado ansioso por una respuesta

Esperar por una respuesta para una entrevista es una situación complicada pero necesitás tener control de la situación. Vale preguntar al final de la conversación con el entrevistador si tiene alguna previsión de respuesta. Si pasan algunos días después del plazo y aún no recibiste ningún contacto, enviá un correo electrónico y esperá la contestación. Llamar continuamente al entrevistador no hará que el proceso se acelere pero si, te mostrará impaciente. Eso, con seguridad, no es una característica que las empresas buscan en un candidato.

– Postura arrogante

Mantener una postura educada durante la entrevista y mostrar que podés ser una elección excelente es importante, pero exige sentido común para no correr el riesgo de parecer prepotente. Intentá mantener una postura natural y ser vos mismo.

– Estar bien informado sobre el puesto y sobre la empresa

Es común que los entrevistadores pregunten de donde conocés la empresa o cómo supiste de la búsqueda. Es una investigación mínima que debés hacer antes de la

entrevista. No saber responder esas cuestiones de manera asertiva puede aumentar tus chances de no ser considerado para el puesto. Entonces, llegá a la entrevista bien informado sobre el puesto y la empresa.

¿Te gustó nuestro post? Fijate acá en 8 secretos para hacer que tu carta de presentación llame la atención de los reclutadores

Para comunicarte con nuestro departamento de prensa, entrá en contacto con imprensa@lovemondays.com.br