Conseguí el puesto, Negociá tu salario

5 preguntas para hacerte a vos mismo al momento de pedir un aumento

5 errores que las personas cometen cuando están buscando empleo

¿Estás pensando pedir un aumento de sueldo pero con dudas si saldrá bien? Tener un upgrade en tu sueldo es el deseo de la mayoría de los profesionales y saber el momento justo para tener esta charla puede hacer una gran diferencia. Para saber si es tu hora, nuestra sugerencia es responder este cuestionario de manera franca y así aumentar tus posibilidades de conseguir el aumento.

1. ¿Hace cuánto tiempo que trabajo en la empresa?

Algunas empresas compensan un buen desempeño con un aumento durante los primeros meses de contrato, otras definitivamente tienen otros tiempos en mente. Si el caso de tu empresa es el segundo, deberías reflexionar si estás dispuesto a esperar sobre todo si no completaste un año en la empresa.

Encará este tiempo como una oportunidad de presentar dedicación y buenos resultados para fundamentar tus argumentos.

Claro que existen excepciones para esta regla. Si tenés responsabilidades extras atribuidas al scope de tu trabajo y tu desempeño fue bueno, también debés conversar sobre estos resultados.

2. ¿Cuándo recibiste tu último aumento de sueldo?

Tal vez sea demasiado pronto en el caso de que hayas recibido un aumento durante los últimos seis meses.

Los especialistas sugieren que los pedidos de aumento de sueldo sean realizados con intervalos mínimos de un año, así evitás que tu jefe se lleve una mala impresión tuya y además será posible fundamentar tus argumentos basándote en el período anterior dejando en evidencia tu capacidad de producir cada vez más durante el próximo año.

3. ¿Estoy contribuyendo más a la empresa?

Además de contar con una determinada antigüedad en la empresa es necesario mostrar el valor de tu trabajo y tu contribución al éxito de la empresa lo que es un trabajo largo y continuo. Tal vez tanto el costo de vida como el sueldo mínimo hayan aumentado pero recordá que será más difícil si tu superior no reconoce la importancia de tu trabajo.

4. ¿Cuáles son mis resultados?

Una vez más, la clave es el resultado. Mostrar un buen argumento y saber medir el impacto de tu trabajo son esenciales para tener éxito. Organizá los datos y resultados de tu trabajo y presentá esto al momento de hacer el pedido.

5. ¿Es el momento adecuado?

No importa si tu trabajo es brillante puede no ser el momento ideal para tener esta conversación. Analizá el momento que está pasando la empresa. ¿Está en una fase de ascenso o declinación financiera? ¿Es una época de transición? ¿Cómo la economía del país afecta los lucros de la empresa?

Estos factores, lamentablemente, pueden terminar siendo un impedimento para un aumento de sueldo y llevar tu conversación a un terreno complicado. La ventaja de tener más tiempo es que podés preparar el campo con calma y pedir valores más altos en el momento adecuado.

Esperamos que logres todos tus objetivos. Leé nuestro blog para encontrar más consejos sobre carrera, productividad y cómo trabajar en una gran empresa.