Crecé profesionalmente, Gestioná tu carrera

Cómo será el profesional del futuro

La presencia de las generaciones “Y” y “Z” en el mercado laboral no puede ser discutida como una posibilidad: la inmersión de la juventud en el universo corporativo ya existe y exige que las empresas más tradicionales adapten sus procesos internos para abrigar una nueva dinámica que definirá el futuro del trabajo.

El término “youthquake”, elegida por el diccionario Oxford como la palabra del 2017, es capaz de traducir el fenómeno que la participación de la juventud en el mercado de trabajo está causando en todo el mundo: cambios culturales, estructurales y políticos. Son las nuevas generaciones, que hoy ocupan la mayor parte de los cargos de “entrada” en las empresas, que están progresivamente trazando el perfil de los profesionales del futuro, al final, esas personas lideraran las compañías en algunos años.

Uno de los principales cambios se debe a su forma de ver el trabajo, que ahora va más allá de la remuneración y las ventajas materiales que un trabajo puede ofrecer. La tendencia es que los profesionales valorizan cada vez más el bienestar y la conexión entre su vida profesional y sus propósitos y creencias.

Una de nuestras investigaciones reveló que el 77.9% de los profesionales aseguran que, en el futuro del trabajo, los candidatos escogerán las empresas donde trabajarán evaluando el propósito y valor que entrega al mercado. Otro estudio reveló que el principal motivo para quien planea cambiar de trabajo en 2019 es con el fin de encontrar un trabajo más alineado con su propósito de vida.

Es dentro de este contexto que las nuevas generaciones están diseñando cuál será el perfil del profesional del futuro. Descubre si encajas en lo que está por venir:

Mayor valor a las experiencias que a los bienes materiales

Investigaciones han mostrado que las nuevas generaciones creen que la felicidad no está exclusivamente centrada en los bienes materiales o en el estatus de la vida profesional. Para ellas, los buenos recuerdos provenientes de experiencias positivas son más valiosos.

Un estudio americano realizado por la plataforma Eventbrite puede ilustrar el escenario: 78% de esos jóvenes prefieren gastar dinero en experiencias en lugar de bienes materiales. Investigaciones científicas muestran que ellos están en lo cierto: científicos tienen comprobado que la felicidad está en las vivencias y no en los bienes acumulados.

Esa postura se mantiene en la vida laboral: los nuevos profesionales buscan ambientes de trabajo positivos con los cuales tengan una afinidad cultural y que les posibiliten la construcción de buenas experiencias.

Flexibilidad con exigencia

La creencia de que el trabajo es el que debe de encajar con la vida de la persona, y no al contrario, es cada vez más compartida entre profesionales de todo el mundo. De ese pensamiento surge la necesidad de trabajar en un lugar que permita tener flexibilidad en diversos aspectos, como horarios y lugar de trabajo.

La tecnología favorece esa visión. No es tan necesario estar presente en una oficina en un contexto en el que la mayor parte de la información está disponible en la nube y se puede accesar a ella en cualquier lugar, en cualquier horario.

Libertad para trabajar

Al sustituir las jerarquías rígidas, las empresas innovadoras han implantado una estructura en la que cada persona acaba teniendo más libertad en su rutina para pensar, crear y sugerir. Ese modelo de trabajo promueve mayor sensación de responsabilidad en el colaborador, lo que desarrolla ese sentimiento de pertenencia de aquello que está en sus manos.

Ese modo de actuar en la empresa también está relacionado a una nueva visión de liderazgo: en vez de simples “jefes”, el nuevo líder necesita ser alguien influyente dentro del grupo, capaz de hacer que sus equipos vean el valor y la razón de sus actividades.

Valor a la diversidad

Las nuevas generaciones están más conectadas a las discusiones contemporáneas y esperan que las empresas respondan a los movimientos de la sociedad. Por ejemplo, en el contexto actual en el que el feminismo es una pauta seriamente discutida en las diferentes áreas de la vida social, se espera que las compañías correspondan a los consensos de que es necesario acabar con la diferencia salarial entre hombres y mujeres.

Los nuevos profesionales desean sentirse representados dentro de su ambiente de trabajo, al tener voz dentro del corporativo y conviviendo con personas de todo tipo. Las empresas que trabajan activamente para resolver esas demandas reciben el reconocimiento de sus trabajadores y son clasificadas como los mejores lugares para trabajar.