Conseguí el puesto

5 consejos para conseguir un trabajo en tiempos de crisis

Conseguir un trabajo puede ser una tarea difícil y algunas veces toma mucho tiempo. La baja oferta de vacantes y la alta demanda en periodos de crisis lo pueden volver aún más complicado. Pero no te desesperes: es posible tomar una serie de medidas para que tu perfil se destaque en medio de los otros candidatos y te lleve a un buen número de procesos de selección.

A continuación separamos algunos consejos para auxiliarte en la búsqueda de un trabajo:

1. Organiza tu tiempo

En primer lugar, es necesario separar un tiempo libre en tu rutina para que te dediques a la búsqueda de trabajo y a la preparación para los posibles procesos de selección. Para mantenerte enfocado en la búsqueda, aseguráte de tener tiempo reservado para eso, sin dejar que otras actividades de tu día interfieran.

2. Actualiza tu currículum y las redes sociales

Después de definir como manejar tu tiempo, el próximo paso es actualizar tu currículum. Para eso, debes entender el momento por el cual las empresas a las que te pretendes postular están pasando y lo que ellas esperan de un profesionista en tiempos de crisis. Es muy probable que la competencia en esas condiciones sea mucha. Por lo tanto, esquematizar tu currículum con palabras clave que expresen tu capacidad profesional puede ayudarte en las primeras etapas del proceso, ya sea por postulaciones online o presenciales.

A pesar de ser el principal portavoz de tu experiencia profesional, el currículum no es la única carta de presentación de un candidato. Para seleccionar bien a sus futuros trabajadores, muchas empresas buscan información en redes sociales. Por lo tanto, el candidato con un buen perfil en plataformas sociales puede tener mayores posibilidades en un proceso de selección.

3. Inicia tu búsqueda por vacantes

Con tus perfiles y currículum actualizados, es hora de iniciar tu búsqueda. Para evitar al máximo las frustraciones, es necesario trazar una estrategia para evitar desperdiciar el tiempo en oportunidades que no vayan de acuerdo a tu momento profesional.

De acuerdo a las experiencias de los usuarios de Love Mondays, el mejor camino para participar en un proceso de selección es la candidatura online. Alrededor del 50% de los candidatos convocados a una entrevista hicieron su inscripción por alguna plataforma de búsqueda o en vacantes divulgadas en los sitios web de las empresas.

Otra buena estrategia para conseguir entrar en un proceso de selección es dirigirte a tus contactos. Las recomendaciones son responsables de una gran parte de los candidatos convocados a entrevistas y, de acuerdo con los relatos analizados por Love Mondays, por un porcentaje aún mayor de aprobados: más del 60% de los candidatos recomendados recibieron y aceptaron una propuesta de trabajo al final del proceso.

4. Sé estratégico en tu búsqueda

En tiempos de crisis, es común que los candidatos que están desesperados por una oportunidad utilicen plataformas con grandes números de vacantes para postularse en el mayor número posible. Sin embargo, en la búsqueda de trabajo, el volumen no significa un acierto.

Postularse a vacantes sin filtrarlas primero puede contribuir al desgaste del candidato en su búsqueda de trabajo. Además de postularse a trabajos que no encajan con su perfil y frustrarse al no conseguir avanzar, el gran número de procesos en el que el candidato participa puede desorganizar su tiempo y apartarlo de las oportunidades que realmente tendrían sentido.

5. Monitorea las vacantes a las que te postulaste

Estar a la par de los procesos de selección en los que estás participando es una tarea crucial en tu búsqueda de trabajo. Al no monitorear las candidaturas, muchos profesionistas acaban perdiendo entrevistas o dejando pasar el plazo de pruebas, convirtiéndose en un desperdicio de buenas oportunidades. Además de ese riesgo, la poca atención puede dar al reclutador la impresión de falta de interés, lo que reduce las oportunidades de recibir una oferta de trabajo.

Para mantenerte actualizado, vale la pena crear una plantilla simple con la información más relevante de las vacantes a las cuales aplicaste y destacar los plazos que deben cumplirse.

Así es posible acompañar cada proceso y organizarse para no tener la sorpresa de una entrevista a la cual no te preparaste o una entrega de documentos que olvidaste. Al final, en tiempos de crisis, cuando la competencia es mayor y la oferta de vacantes es menor, no se pueden perder oportunidades por pequeños errores.