Crecé profesionalmente, Gestioná tu carrera, Planificá tu carrera

¿Vale la pena cambiar de trabajo por un sueldo menor?

¿Vale la pena cambiar de trabajo por un sueldo menor?

Al contrario de lo que muchas personas piensan, no toda decisión de carrera debe girar en torno al dinero. Existen algunas ocasiones puntuales en que una remuneración menos competitiva puede ser viable a la hora de elegir ingresar o no en una empresa.

Pensando en ayudarte a elegir lo que más tiene sentido para tu momento de carrera, recopilamos situaciones en las que ganar menos puede tener sus ventajas. Antes de elegir un sueldo menor de manera definitiva, vale la pena realizar un plan financiero y evaluar si este es el mejor momento para la mudanza.

Transición de carrera

Es muy probable que en un período de transición de carrera vas a ganar menos y probablemente ya lo verificaste al investigar y planificar este cambio. En este caso bien específico, es importante mantener en mente las posibilidades que la nueva empresa puede ofrecer a tu carrera.

Beneficios y distancia

Puede ser que esta remuneración menor a la esperada sea compensada con beneficios más agresivos y ventajas que van a facilitar tu día a día. ¿No compensaría tener un plan de salud mejor, home office, una oficina pet friendly y bonos todos los meses? Para quien vive en ciudades donde el tránsito es caótico, un trabajo más cerca de casa también puede significar una ganancia en calidad de vida.

Aprendizaje y crecimiento

¿Querés aprender algo nuevo en el trabajo y te sentís estancado en tu empresa actual? Al priorizar el aprendizaje y crecimiento puede ser interesante buscar oportunidades que alcancen tus expectativas. Esto puede significar resignar parte de tu remuneración.

Por otro lado, al aprender algo nuevo, adquirís diferentes habilidades y lográs posicionarte en el mercado como un profesional bien calificado para encarar lo que venga.

Una cultura mejor

La felicidad en el trabajo está directamente relacionada al ambiente que la empresa proporciona para sus empleados. Si los valores no son compatibles con los de la empresa, tal vez valga la pena repensar el aspecto financiero para buscar una nueva oportunidad.

¡Esperamos que tomes la mejor decisión!