Comunicación, Conseguí el puesto, Crecé profesionalmente, Negociá tu salario, Negociación

5 consejos que van a ayudarte a conseguir un aumento de sueldo

Recibir un aumento siempre es una buena noticia. ¿Pero imaginaste duplicar tu sueldo? Puede parecer una misión imposible en este momento, pero siguiendo los consejos apropiados vas a conseguirlo. Lo importante es entender cuáles son los aspectos donde se concentra tu potencial para ganar más e invertir en estos puntos.

Mirá los 5 pasos recomendados por expertos en carreras para lograr un aumento en tu sueldo, indistintamente de tu área de trabajo:

  1. Contá con un plan

¿Querés duplicar tu sueldo en los próximos 5 años? Colocá eso en una lista y mantené el foco. “Hasta para alguien que esté en el inicio de su carrera, recomiendo tener un objetivo a largo plazo”, dice Crystal Marsh, coach de carrera y negocios para millennials. Para alcanzar tus objetivos necesitás mirar hacia adelante. Evaluá cuánto querés ganar dentro de cinco años y trazá un plano de evolución para tus ingresos.

  1. Probá que sos una buena inversión

Los empleados que están motivados a desarrollarse y hacer más dinero tienden a probar de todo, según Jenn DeWall, coach de vida y carrera con foco en el trabajo de millennials. “La forma más inteligente de diversificar tus habilidades es estar bien alineado con la misión de tu empresa. Si la medida prioritaria es que el e-commerce crezca este año, asumí proyectos que apoyen ese objetivo”, dice Jenn.

Cuando la charla sobre un aumento o ascenso acontezca en un futuro, vas a tener ejemplos de que tu trabajo tuvo impacto directo en los objetivos de la empresa. Jenn dice que lo óptimo es traer información financiera siempre que sea posible. El punto crucial es tener foco en alcanzar los objetivos comunes de la empresa y no distraerse con proyectos paralelos que no agregan ningún valor a las metas principales.

Leé más en 6 cosas que nunca tenés que decir en una negociación de sueldoConsejos para negociar un aumento de sueldo

  1. Continuá buscando conocimiento (aunque no sea un MBA)

Es común que las personas piensen que hacer un MBA automáticamente va a ayudarlas a subir en su carrera. “Depende de tu área de actuación. Si no estás interesado en un trabajo específico que realmente requiera un MBA, tal vez no sea una buena inversión”, dice Alexandra Levit, autora del libro “They Don’t Teach Corporative in College”.

Hacer un curso los fines de semana o tomar la iniciativa para obtener un certificado profesional puede ser una mejor alternativa para tu plan de carrera. No dejes de invertir en el día a día. “Podés observar a alguien en el trabajo para saber cómo es la rutina de alguna tarea específica o ser voluntario para estar a cargo de un proyecto y ganar habilidades como supervisor”, dice Alexandra.

Para descubrir qué formación requiere un puesto en el mercado de trabajo, fijate en las búsquedas de empleo que sean similares. Por ejemplo, si sos un ejecutivo de ventas y querés un ascenso como gerente de ventas regional, leé las descripciones de las búsquedas para saber si necesitás invertir en alguna especialización o en alguna habilidad requerida para el papel como gerente.

  1. Pensá más allá de tu empresa

Ya alineaste tus objetivos con los de la compañía, invertiste en nuevos proyectos e hiciste una lista de logros que demuestra que valés más de lo que estás ganando realmente. En un mundo ideal, tu jefe concordará con vos y te dará el aumento que querés. Si eso no sucede pensá que no sos el único. “Especialmente cuando sos joven es más probable que logres dar un salto mayor yendo hacia otra empresa”, dice Alexandra.

En caso de que quieras continuar en la empresa, considerá una negociación. Podés usar las franjas salariales de nuestro sitio como argumento durante una negociación. Si tu jefe no acepta tu oferta, quizás sea el momento de poner la mira en otro lugar.

  1. Buscá y negociá tu sueldo

Usá tu búsqueda salarial como base para comprender mejor el mercado de trabajo y sentirte seguro de rechazar una propuesta por debajo del promedio del mercado. “Vas a sentirte con mayor seguridad en el momento en que sepas evaluar si una oferta está o no dentro de la franja esperada”, dice Alexandra. “Diría que llegar a un punto medio y en algunos casos, cerca del tope. El mejor momento de negociar puede ser antes de comenzar un nuevo trabajo. Esta es tu oportunidad de lograr un gran salto.”