Conseguí el puesto, Prepará tu entrevista

4 cosas que nunca debés hacer en una entrevista por teléfono

Para el personal de Recursos Humanos, la entrevista por teléfono es una manera óptima de establecer un primer contacto con los pre-seleccionados y decidir si vale la pena o no continuar con el próximo paso del proceso de selección. Todo esto sin generar demoras de tiempo ni deslocamiento para entrevistas presenciales.

Es exactamente por esto que debés dedicar atención especial a entrevistas por teléfono ya que este primer contacto puede ser decisivo.

Seguí nuestros consejos:

1 – No estar preparado

A pesar de ser una conversación más informal, debés prepararte para una entrevista por teléfono de la misma forma en que te prepararías para una entrevista presencial. Estudiá a la empresa, el puesto y mirá las evaluaciones sobre el ambiente de trabajo y entrevistas en Glassdoor. Vale recordar que es importante conocer esta información básica antes de postularte para cualquier búsqueda. Así, no te tomará de sorpresa y tenés mayores oportunidades de tener éxito.

2 – Llegar tarde

Estar atrasado no brinda una buena impresión en ninguna situación. Si tu entrevista fue agendada por teléfono, asegurate de estar listo para atender una llamada en el horario combinado.

3 – Elegir un lugar ruidoso

Estar en un lugar ruidoso, además de dar la impresión de no tener respeto y ser poco profesional, puede dificultar la conversación entre vos y el reclutador. Elegí un lugar silencioso y reservado para que te sientas a gusto durante la entrevista.

4 – Perder el foco

Recordá: el objetivo del reclutador con la entrevista telefónica es entender si realmente tiene sentido o no seguir con el proceso de selección. Por lo tanto, el reclutador sabe exactamente lo que quiere saber y pretende hacer eso de la manera más práctica posible. Escuchá las preguntas con atención, respondé de manera asertiva y evitá hablar de tu vida personal por ejemplo.